importancia deporte bienestarsaval

La importancia del deporte en nuestro bienestar y salud

¿Este artículo fue útil? 8



Siempre hemos escuchado que la realización de actividad física es importante para mantener cuerpo y mente sanos. ¿Cuáles son los beneficios del deporte? ¿Cómo integrarlo a nuestras vidas?

Un estilo de vida saludable no solo pasa por una buena alimentación, también implica la realización de actividad física. El practicar deporte contribuye tanto a la salud física como mental, previniendo una serie de enfermedades y mejorando nuestro ánimo y vitalidad. Afortunadamente existe una gran variedad de actividades que pueden realizarse tanto aire libre como en interiores, pudiéndose adaptar a los gustos y ritmo de vida de cada persona. Lo importante es no mantener un estilo de vida sedentario puesto que está asociado al desarrollo de ciertas enfermedades.

 

¿Por qué realizar deporte?

Es conocida la asociación que existe entre el deporte y la vida sana. Más allá de las razones estéticas que pueden llevar a las personas a realizar actividad física, el ejercicio puede contribuir a mejorar muchos aspectos de la salud tanto física como mental, previniendo y controlando muchas enfermedades y ayudándolo a sentirse mejor.

 

¿Cuáles son los beneficios de realizar actividad física?

Los beneficios de realizar deporte son múltiples y abarcan mejoras tanto en la salud física como mental de una persona. En este sentido, los principales aportes del ejercicio a nuestra vida son:

  1. Aumentar el tiempo de vida. Al realizar actividad física regularmente, la esperanza de vida de una persona puede aumentar hasta 1,3 si realiza ejercicio moderado y 3,7 años si mantiene un estilo de vida muy activo.
  2. Mejora la atención, la memoria y la capacidad de resolver problemas. La realización de actividad física (deporte) a cualquier edad permite mejorar las funciones cognitivas.
  3. Disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Según los estudios, las personas que realizan ejercicio físico regularmente tienen entre un 20% y 35% menos de probabilidades de presentar enfermedades cardiovasculares, cardiopatías coronarias y accidentes cerebrovasculares.
  4. Disminuye el riesgo de presentar diabetes mellitus tipo II En comparación con las personas muy sedentarias, las personas que realizan actividad física tienen entre un 30% a 40% menos de probabilidades de desarrollar esta enfermedad.
  5. Disminuye la probabilidad de desarrollar cáncer. Al llevar una vida sana y realizar deporte regularmente, las probabilidades de desarrollar cáncer de colon disminuyen entre 20% a 30%, y un 20% en el caso del cáncer de mamas.
  6. Previene la obesidad. Al gastar la energía que consumimos a través de la comida, la actividad física contribuye al control del peso.

Junto a lo anterior, la actividad física también reporta grandes beneficios a nuestra salud mental, previniendo enfermedades y mejorando la autoestima. En concreto, algunos de los aportes del deporte son:

  1. Contribuye a mejorar la depresión. Si bien no es la cura a esta enfermedad, la actividad física tiene un efecto positivo demostrado en aquellas personas con depresión.
  2. Disminuye el riesgo de presentar depresión y demencia. Estudios estiman que el deporte disminuye entre un 20% y 30% el riesgo de padecer depresión y un 20% la probabilidad de presentar demencia.
  3. Tiene un impacto favorable sobre los síntomas de la esquizofrenia, disminuyendo las alucinaciones y la apatía o desmotivación, además de disminuir la reaparición de síntomas psicóticos y favorecer la adherencia al tratamiento.
  4. Contribuye a la mejora de las personas con episodios psicóticos. El ejercicio físico es parte del tratamiento integral y contribuye a la mejoría de personas que presentan episodio psicótico.
  5. Mejora la calidad de vida y la autoestima, favoreciendo también una mejor reinserción social, laboral y escolar.

 

¿Cómo integrar la actividad física a la rutina diaria?

Generar un cambio en el estilo de vida no siempre es tarea fácil. El integrar el deporte a la rutina diaria puede presentar ciertas dificultades, especialmente para las personas que llevan una vida sedentaria o con poca actividad física.

En esos casos, es importante encontrar una actividad que sea compatible con sus intereses y que le permita empezar lentamente. Hacer más intensas las actividades diarias e introducir pequeños cambios, pueden ser buenas formas de familiarizarse con la actividad física. Junto a ello, tener un compañero de ejercicio y realizar actividades paralelas, como escuchar música, puede motivarlo/a y hacer más entretenido el ejercicio. También es importante fijar metas y mantener un registro de la actividad realizada y su progreso, lo cual permitirá un mejor monitoreo y aumentará la motivación.

Es importante encontrar una actividad que le motive y que usted pueda realizar conforme con su edad. Si siente que necesita asesoría sobre el deporte o actividad más adecuada para usted, es recomendable consultar con un especialista.

La realización de deporte o actividad física es clave para mantener un buen estado de salud. El ejercicio reporta una serie de beneficios para la salud tanto física como mental, contribuyendo a controlar el peso, mantener un corazón sano, previniendo enfermedades, combatiendo la depresión y mejorando la autoestima. Cabe destacar que nunca es tarde para empezar a realizar actividad física y disfrutar de sus beneficios, lo importante es generar un hábito que permita integrar el deporte a nuestra vida diaria.

*El contenido de este artículo sólo cumple la función de informar, no sustituye ni reemplaza el consejo y/o las órdenes del médico tratante relacionadas con su salud, tratamiento o medicamentos que hayan sido recetados

 

Artículos relacionados:

 

 

Referencias

Franco et al. «Effects of Physical Activity on Life Expectancy With Cardiovascular Disease.» Arch Intern Med 165, nº 20 (2005): 2355-2360.

Gorczynski, Paul, y Guy Faulkner. «Exercise Therapy for Schizophrenia.» Schizophrenia Bulletin 36, nº 4 (2010): 665-666.

Lee et al. «Effect of physical inactivity on major non-communicable diseases worldwide: an analysis of burden of disease and life expectancy.» Lancet 380, nº 9838 (2012): 219-229.

Lutgens et al. «Psychological and psychosocial interventions for negative symptoms in psychosis: systematic review and meta-analysis.» The British Journal of Psychiatry: The Journal of Mental Science 210, nº 5 (2017): 324-332.

Medline. Beneficios del ejercicio. 11 de septiembre de 2018. https://medlineplus.gov/spanish/benefitsofexercise.html (último acceso: 22 de agosto de 2018).

Organización Mundial de la Salud. «Global Recommendations on Physical Activity for Health.» 2010.
https://www.who.int/dietphysicalactivity/global-PA-recs-2010.pdf (último acceso: 11 de septiembre de 2018).

Paffenbarger et al. «Physical Activity, All-Cause Mortality, and Longevity of College Alumni.» The New England Journal of Medicine 314 (1986): 605-613.

Schuch et al. «Exercise as a treatment for depression: A meta-analysis adjunsting for publication bias.» Journal of Psychiatric Research 77 (2016): 42-51.

Smith et al. «Aerobic exercise and neurocognitive performance: a meta-analytic review of randomized controlled trials.» Psyhosomatic Medicine 72, nº 3 (2010): 239-252.

¿Este artículo fue útil? 8