otitis en ninos

Otitis en niños: ¿cómo cuidar los oídos de los más pequeños?

La otitis es una enfermedad común durante la infancia que puede causar grandes molestias a nuestros hijos. Es importante saber identificarla y prevenirla.

 

La otitis es una inflamación del oído que provoca grandes molestias en los niños. Generalmente de origen infeccioso, puede afectar a cualquier zona del oído y causar dolor e irritabilidad. Es importante prevenir y controlar la enfermedad a tiempo para evitar complicaciones que puedan afectar permanentemente la salud de su hijo/a.

 

¿Qué es la otitis?

El oído es un órgano corporal que permite la audición en los seres humanos. Está compuesto de tres partes principales: el oído externo, el medio y el interno, los cuales actúan conjuntamente para transformar las ondas sonoras en vibraciones que llegan al cerebro.

 

La otitis es la inflamación o infección de alguna de las partes del oído. De acuerdo con la ubicación de la inflamación se pueden distinguir tres tipos de la enfermedad: otitis externa, conocida también como “oído de nadador”, que afecta al conducto auditivo externo y es común entre niños/as en edad escolar y adolescentes; otitis media con o sin supuración, que causa la inflamación del tímpano; y otitis interna, que consiste en la inflamación del oído interno (o laberinto) y que no causa dolor, aunque sí mareos, vértigo e inestabilidad.

 

Si bien la otitis puede afectar a cualquier persona, es más común que se presente en niños que asisten a salas cuna o jardines infantiles, se encuentran frecuentemente expuestos al humo del cigarrillo, poseen labio leporino, tienen Síndrome de Down o rinitis alérgica, y en personas que realizan actividades en el agua, como nadadores.

 

¿Cuáles son sus causas?

La inflamación del oído suele ser de origen infeccioso, principalmente bacteriano y en menor medida viral. La otitis externa se desarrolla ante el contacto con bacterias que afectan el conducto auditivo externo, generalmente debido a la intromisión de agentes externos y aguas sucias. La otitis media, en cambio, se presenta cuando la trompa de Eustaquio se obstruye durante un resfrío, episodio alérgico o alguna enfermedad respiratoria alta, provocando la acumulación de líquido y posterior infección detrás del tímpano.

 

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas varían dependiendo de la edad del niño y la zona a la cual afecta la otitis. En lactantes comúnmente se manifiesta a través de irritabilidad y llantos con tocaciones del lado afectado. En pacientes mayores, en cambio, suele presentarse gran dolor de oído, acompañado de ruido intermitente (pitido) y sensación de oído tapado. En caso de infección puede existir secreción de líquido amarillezco o café desde el interior del oído.

 

¿Cuándo consultar al pediatra?

Es importante consultar con un especialista si se presenta gran dolor de oído en niños y se sospechan o evidencian los síntomas anteriormente mencionados. Un diagnóstico certero y su atención oportuna pueden evitar complicaciones como la pérdida de audición. Particularmente, es importante acudir al pediatra si:

  • Existe fiebre o dolor intenso.
  • Se presenta enrojecimiento o inflamación en la zona detrás de la oreja
  • Los síntomas persisten o empeoran después del tratamiento
  • Existe salida de líquido transparente o con sangre del oído. En este caso se debe acudir inmediatamente a un servicio de urgencias.

 

¿Cuáles son los tratamientos?

En caso de ser necesario, el pediatra indicará el mejor tratamiento en base a la edad del niño y el tipo de otitis. Para aliviar el dolor, los especialistas suelen recomendar el uso de antiinflamatorios y la aplicación de calor suave en la zona.

 

Si se está ante una otitis externa de origen bacteriano, los pediatras suelen indicar medicamentos como antibióticos tópicos (gotas óticas). En el caso de una otitis media, un profesional debería recomendar el uso de antibióticos si la infección es de origen bacteriano, o remedios para tratar síntomas si la enfermedad es causada por un virus.

 

Es importante evitar la automedicación y la administración de antibióticos sin indicación ni supervisión médica puesto que pueden complicar el cuadro y perjudicar la salud del niño.

 

¿Cómo prevenir las otitis?

La otitis es fácilmente prevenible a través de la adopción de ciertas medidas que limitan el contacto con los agentes que causan la enfermedad. Algunos de estos cuidados incluyen:

  • Evitar que los niños/as se rasquen los oídos.
  • No introducir hisopos de algodón u otros objetos en los oídos.
  • Después del baño, secar completamente los oídos por fuera. Mantener los oídos secos y limpios es la principal recomendación para evitar las otitis.
  • Controlar las alergias y enfermedades del cuadro respiratorio alto.
  • Mantener al día el esquema de vacunación.

 

*El contenido de este artículo sólo cumple la función de informar, no sustituye ni reemplaza el consejo y/o las órdenes del médico tratante relacionadas con su salud, tratamiento o medicamentos que hayan sido recetados.

 

Referencias

Clínica Las Condes. Otitis media. s.f. https://www.clinicalascondes.cl/CENTROS-Y-ESPECIALIDADES/Especialidades/Otorrinolaringologia/Noticias/Te-puede-interesar/Otitis-media (último acceso: 22 de agosto de 2018).

Medline. Oído de nadador. 31 de agosto de 2018. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000622.htm (último acceso: 22 de agosto de 2018).

—. Otitis. 31 de agosto de 2016. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001336.htm (último acceso: 22 de agosto de 2018).

Categorías

Temas de interés recientes