uso antibioticos

¿Cómo hacer un uso correcto y responsable de los antibióticos?

Los antibióticos son una de las herramientas más eficaces de la medicina moderna para tratar enfermedades de origen bacteriano. Sin embargo, si no se utilizan correctamente pueden generarse problemas y riesgos para la salud.

Los antibióticos actúan impidiendo que las bacterias crezcan dentro del organismo, lo que contribuye de manera significativa a la mejoría de las personas que cursan con alguna enfermedad infecciosa. Su uso está indicado sólo bajo prescripción médica dado que la automedicación puede provocar daños a la salud. Es importante seguir las indicaciones médicas especialmente en cuanto a dosis y duración del tratamiento.

 

Qué son los antibióticos?

Los antibióticos son una clase de medicamentos que combaten las infecciones bacterianas, ya sea destruyendo las bacterias que provocan dichas infecciones o inhibiendo su reproducción, evitando además que las enfermedades de origen bacteriano se compliquen o propaguen. Su uso responsable y bien administrado puede salvar vidas.

 

¿Cuándo deben usarse los antibióticos?

Los antibióticos solo pueden ser prescritos por un profesional de la salud para tratar enfermedades de origen bacteriano. Es importante recordar que no todas las infecciones son causadas por bacterias y que gran parte de ellas son provocadas por virus. En estos casos, la mejoría suele producirse naturalmente al cabo de unos días, por lo que la administración de antibióticos puede incluso provocar más daños que beneficios.

 

Uno de los grandes problemas asociados con el uso de antibióticos es la resistencia generada por las bacterias, la que puede deberse a procesos naturales de mutación o bien al uso irresponsable de los antibióticos. La resistencia consiste en que el antibiótico ya no es capaz de destruir o inhibir la reproducción de las bacterias lo cual permite que estas sobrevivan en el cuerpo. El uso inadecuado o sin la prescripción de un médico favorece la aparición de resistencia, causando mayores problemas de salud para el paciente y facilitando la propagación de enfermedades más difíciles y caras de tratar.

 

¿Qué hacer cuando le recetan un antibiótico?

Lo primero es seguir cabalmente las recomendaciones e indicaciones del médico puesto que él es un profesional que posee los conocimientos necesarios para determinar si una infección es bacteriana o no, y cuál es el medicamento más apropiado para tratarla.

 

Es importante que usted siga todas las instrucciones de su médico en cuanto a dosis y duración del tratamiento. No es recomendable abandonar el tratamiento, aunque se evidencien mejorías en los síntomas puesto que dicha interrupción puede facilitar la aparición de resistencia.

 

Es de suma importancia no tomar antibióticos por iniciativa propia ni por recomendación  de alguien no calificado para ello, y tampoco se debe tomar un medicamento que le haya sobrado a otra persona.

 

En síntesis, los antibióticos son eficaces para tratar enfermedades originadas por bacterias. Dado que sólo son útiles para tratar las infecciones bacterianas y no virales, es importante que un médico determine la causa de la enfermedad y su respectivo tratamiento. En el caso que usted deba tomar antibióticos, nunca lo haga sin la supervisión médica ni tome medicamentos por iniciativa propia o recomendados por terceros debido al riesgo de volver a las bacterias resistentes al medicamento y sufrir recaídas.

 

*El contenido de este artículo sólo cumple la función de informar, no sustituye ni reemplaza el consejo y/o las órdenes del médico tratante relacionadas con su salud, tratamiento o medicamentos que hayan sido recetados.

 

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention. Antibióticos. 2015 de junio de 2018. https://www.cdc.gov/antibiotic-use/community/sp/about/should-know.html (último acceso: 2018 de julio de 2018).

 Tome conciencia sobre los antibióticos: Buen uso, mejor tratamiento. 3 de enero de 2018. https://www.cdc.gov/spanish/especialescdc/antibioticos/index.html (último acceso: 20 de julio de 2018).

MedLine. Antibióticos. 9 de enero de 2018. https://medlineplus.gov/spanish/antibiotics.html (último acceso: 20 de julio de 2018).

Organización Mundial de la Salud. Resistencia a los antibióticos. 5 de febrero de 2018. http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/resistencia-a-los-antibi%C3%B3ticos (último acceso: 20 de julio de 2018).