Relación entre el enamoramiento y la salud cardíaca

Relación entre el enamoramiento y la salud cardíaca



El amor en todas sus formas cobra especial notoriedad cuando nos acercamos al Día de San Valentín, festividad en la que -tradicionalmente- expresamos muestras de cariño con nuestros seres queridos. Alguna vez te has preguntado ¿qué le sucede a tu corazón cuando estás enamorad@?

Por mucho tiempo, se representó al corazón como la fuente de los afectos. Probablemente, esta idea nació con los antiguos egipcios y griegos, quienes pensaban que la mente estaba en ese órgano y lo consideraban como la “semilla del alma”, porque ahí residían los sentimientos.

Hoy sabemos que el enamoramiento, más que una experiencia emocional, es un fenómeno que desencadena una serie de efectos en el cuerpo, especialmente en el corazón y la salud cardíaca.

 

¿Cuál es la respuesta de tu corazón cuando te enamoras?

Este proceso va más allá de la esfera emocional y se conecta directamente con el sistema cardiovascular, influenciando la liberación de hormonas clave para el bienestar.

El ingrediente esencial del enamoramiento es la feniletilamina, una sustancia química que se produce de forma natural en el cerebro y explica la sensación de euforia y exaltación que acompaña a todo “flechazo”.

La feniletilamina no trabaja sola. Otras sustancias que se liberan junto con la acción de este neurotransmisor son la:

 

  • Dopamina: acentúa la fase de atención durante la atracción en las relaciones y refuerza las conexiones entre experiencias positivas y recompensa cerebral. Su presencia contribuye a la sensación de felicidad y satisfacción.

 

  • Noradrenalina: también induce a la euforia y además estimula la producción de adrenalina, hormona responsable de que aumente la presión sanguínea en el organismo, llevando a latidos del corazón acelerados y a una sensación de euforia cuando se ve o piensa al objeto del afecto.

 

  • Serotonina: como determina el control del estado de ánimo, su fluctuación explica los cambios de humor bruscos que se producen durante las primeras fases del interés.

 

Cuando una persona comienza a encantarse con otra, las hormonas del amor fluyen a través de la sangre y hacen que las pulsaciones del corazón sean más fuertes y frecuentes. La respuesta es similar a cuando el corazón se dilata al practicar ejercicio.

Esa aceleración temporal puede aumentar el flujo sanguíneo, mejorando así la salud cardiovascular y contribuyendo al bienestar general. Además, quienes experimentan amor tienden a mostrar una reducción en el riesgo cardiovascular, así como una mejor recuperación después de algún evento.

Las relaciones amorosas sanas pueden ofrecer una importante protección para el corazón. Por eso, tener amor en la vida es fundamental para llevar un estilo de vida saludable. Y, lo mejor, es que puede provenir de muchas fuentes diferentes: familia, pareja, amigos o una mascota.

El objetivo es conseguir estar en armonía para disminuir el estrés y la ansiedad y así beneficiar a nuestro corazón.

 

*El contenido de este artículo sólo cumple la función de informar, no sustituye ni reemplaza el consejo y/o las órdenes del médico tratante relacionadas con su salud, tratamiento medicamentos que hayan sido recetados

 

¿Este artículo fue útil? 2

 

Referencias

  • Shih, H. C., Kuo, M. E., Wu, C. W., Chao, Y. P., Huang, H. W., & Huang, C. M. (2022). The Neurobiological Basis of Love: A Meta-Analysis of Human Functional Neuroimaging Studies of Maternal and Passionate Love. Brain sciences, 12(7), 830.
  • Wong, C. W., Kwok, C. S., Narain, A., Gulati, M., Mihalidou, A. S., Wu, P., Alasnag, M., Myint, P. K., & Mamas, M. A. (2018). Marital status and risk of cardiovascular diseases: a systematic review and meta-analysis. Heart (British Cardiac Society), 104(23), 1937–1948.
  • Kriegbaum, M., Christensen, U., Andersen, P. K., Osler, M., & Lund, R. (2013). Does the association between broken partnership and first time myocardial infarction vary with time after break-up?. International journal of epidemiology, 42(6), 1811–1819.
  • Ortigue, S., Bianchi-Demicheli, F., Patel, N., Frum, C., & Lewis, J. W. (2010). Neuroimaging of love: fMRI meta-analysis evidence toward new perspectives in sexual medicine. The journal of sexual medicine, 7(11), 3541–3552.
  • Being married may improve your odds of surviving a heart attack. https://www.today.com/health/being-married-may-improve-your-odds-surviving-heart-attack-t96911
  • What your heart and brain are doing when you're in love. https://edition.cnn.com/2010/HEALTH/02/12/love.heart.brain/index.html

Categorías

Temas de interés recientes