efectos cesarea recien nacidos

¿Qué efectos tiene la cesárea en la salud de los recién nacidos?

Debido al creciente número internacional de partos que se llevan a cabo por cesárea, la comunidad científica ha puesto énfasis en el estudio de este método y sus consecuencias en las características del recién nacido. Acá le presentamos los pros y los contras del parto por cesárea.

La cesárea es un procedimiento quirúrgico que es aconsejado por el personal médico para situaciones en que sea completamente necesaria. En los últimos años su práctica ha aumentado considerablemente (Blustein y Liu, 2015), especialmente en instituciones privadas, lo que ha levantado el interés de quienes investigan sobre salud. Estos estudios han determinado la posibilidad de que los partos por cesárea influyan en las características del recién nacido, con consideraciones para el corto y largo plazo. Entre estas consecuencias están, por ejemplo, una mayor tendencia a padecer desde cuadros alérgicos hasta diabetes.

 

¿En qué circunstancias se realiza una cesárea?

La cesárea es un procedimiento quirúrgico en que se interviene el abdomen y el útero de la madre para extraer al bebé. Esta cirugía es recomendada para situaciones en las que un parto vaginal suponga complicaciones para la madre o su recién nacido, aunque su uso se ha extendido más allá de lo aconsejado por las instituciones internacionales a causa de razones descritas como psicosociales y no médicas.

Este procedimiento se ha recomendado, históricamente, en las siguientes situaciones:

  • Mal posición fetal (es decir, cualquier presentación del feto en que la cabeza no vaya primero).
  • Previa cicatriz uterina.
  • Estrechez de pelvis.
  • Embarazo de gemelos con el primer feto presentándose con el trasero o los pies por delante.
  • Extensión en la labor de parto.
  • Inminente distrés fetal.
  • Cualquier complicación que ponga en riesgo la vida de la madre o el feto.

 

¿Qué tan frecuentes son las cesáreas?

El notorio aumento en la práctica de cesáreas, para situaciones en que no son necesarias, ha alarmado a la comunidad científica. Actualmente, cerca de un quinto del total de partos en el mundo corresponde a cesáreas. Estos números son menores en países desarrollados como Inglaterra, donde las cesáreas practicadas no corresponden siquiera al 5% de los partos realizados. La región Latinoamericana, considerada en conjunto con el Caribe, reporta el mayor porcentaje mundial de cesáreas con un 42% (Vladic Stjernholm, 2018). En Chile las cesáreas corresponden al 40% de los partos en salud pública y el 79% en la salud privada (Sadler, 2018).

 

¿Qué complicaciones suponen las cesáreas para los niños?

La evidencia científica sugiere que los partos por cesárea tienen consecuencias permanentes en las características del niño. Estas afecciones van desde el ámbito inmunológico hasta las enfermedades crónicas. Algunas de estas posibles secuelas fisiológicas son:

  • Bajo desarrollo de la respuesta inmune.
  • Tendencia a las alergias y a la dermatitis atópica.
  • Tendencia a la obesidad.
  • Asma.
  • Diabetes tipo 1.
  • Escasa diversidad en la flora bacteriana intestinal.

A esto es necesario agregar que otra consecuencia de las cesáreas es que un posterior parto vaginal es mucho más riesgoso para la madre. La mayor parte de los estudios, sin embargo, anuncian que sus resultados no son concluyentes sino que indican ciertas tendencias que podrían o no explicarse a partir de otros factores. Hay que considerar, además, que el parto vaginal también tiene sus propios riesgos, como la alta posibilidad de un cefalohematoma.

La cesárea es un procedimiento médico que implica mayores riesgos posibles que un parto vaginal y, por eso, las asociaciones médicas internacionales recomiendan su ejecución en casos específicos. Asimismo, diferentes organismos advierten que el aumento en esta práctica no tiene como resultado una menor mortalidad maternal o infantil. A pesar de esto, la tendencia apunta a que las madres solicitan un parto por cesárea en situaciones que no lo requieren. El alza en esta cirugía ha impulsado investigaciones que revelan diferentes y alarmantes consecuencias posibles en las características del niño nacido por cesárea, como déficits en el sistema inmune o tendencia a condiciones crónicas, como diabetes u obesidad.

 

Articulos relacionados:

 

Referencias

American Academy of Pediatrics. “Parto por cesárea”. Healthy Children. 21 de Noviembre del 2015. https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/prenatal/delivery-beyond/Paginas/delivery-by-cesarean-section.aspx (Último acceso: 29 de Abril del 2019).

Blustein, J. y Liu, J. “Time to reconsider the risks of caesarean delivery for long term child health”. BMJ. 10 de Junio del 2015. https://www.bmj.com/content/350/bmj.h2410 (Último acceso: 29 de Abril del 2019).

Sadler, M. “Los efectos de la cesárea en la salud infantil: un asunto urgente”. Revista Chilena de Pediatría, vol. 89 n. 4. Agosto del 2018. https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0370-41062018000400561 (Último acceso: 29 de Abril del 2019).

Sandall, J., et al. “Short-term and long-term effects of caesarean section on the health of women and children”. Lancet. 13 de Octubre del 2018. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30322585 (Último acceso: 29 de Abril del 2019).

Vladic Stjernholm, Y. “Caesarean section: reasons for and actions to prevent unnecessary caesareans”. Intechopen. 26 de Septiembre del 2018. https://www.intechopen.com/books/caesarean-section/caesarean-section-reasons-for-and-actions-to-prevent-unnecessary-caesareans (Último acceso: 29 de Abril del 2019).