Depresión y cardiopatía

El vínculo entre depresión y cardiopatía



La salud mental afecta a nuestro corazón más de lo que creemos. Los pacientes que sufren de depresión tienen más probabilidades de desarrollar aterosclerosis y experimentar eventos cardíacos importantes (como infarto agudo de miocardio) en comparación con la población general.

Las personas diagnosticadas con depresión pueden tener una presión arterial alta e incontrolada, frecuencia cardiaca elevada, mayores niveles de inflamación y aglutinación de las plaquetas de la sangre, lo que provoca coágulos.

Quienes tienen una salud mental y emocional alterada son más propensos a adoptar conductas que aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas como: llevar una alimentación poco saludable, subir de peso, fumar, beber alcohol en exceso y no practicar suficiente ejercicio.

Además, la depresión y ansiedad afectan negativamente la adherencia a tratamiento de medicación. Por lo tanto, su reconocimiento temprano y tratamiento brindan la oportunidad de mejorar tanto la salud mental como física.

¿Cómo reconocer síntomas depresivos?

 Algunos de ellos son:

  1. Estado de ánimo irritable o bajo la mayoría de las veces
  2. Dificultad para conciliar el sueño o exceso de él
  3. Aumento o pérdida de peso
  4. Cansancio y falta de energía
  5. Sentimientos culpa, desesperanza o abandono
  6. Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio
  7. Dificultad para concentrarse
  8. Pérdida de placer en actividades regulares
  9. Falta de apetito sexual

¿Cómo tener una buena salud mental y cardiaca?

Mantenerte física y mentalmente sano es bueno para tu corazón. Una buena alimentación, actividad física y otras conductas saludables pueden también prevenir o reducir la depresión.

TIPS para tener una buena salud y cardiaca mental:

  1. Solicita una hora con un especialista en salud mental si te sientes deprimido
  2. Si te han diagnosticado un problema cardiaco, habla con tu médico sobre cualquier sentimiento depresivo que percibas
  3. Realiza actividad física con regularidad para mejorar tu estado de ánimo y mantener los vasos sanguíneos fuertes
  4. Sigue una dieta saludable
  5. No fumes
  6. Busca apoyo o contención en tu familia y amigos.

Es importante recalcar que NO todas las personas con depresión desarrollan problemas al corazón. Así como NO todos los enfermos cardiacos sufren de depresión.

 

Referencias

  • Freedland KE, Carney RM, Lenze EJ, Rich MW. Psychiatric and psychosocial aspects of cardiovascular disease. In: Libby P, Bonow RO, Mann DL, Tomaselli, GF, Bhatt DL, Solomon SD. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2022:chap 99.
  • Pivato CA, Chandiramani R, Petrovic M, et al. Depression and ischemic heart disease. Int J Cardiol. 2022;364:9-15.
  • Rome D, Sales A, Leeds R, et al. A Narrative Review of the Association Between Depression and Heart Disease Among Women: Prevalence, Mechanisms of Action, and Treatment. Curr Atheroscler Rep. 2022;24(9):709-720.
  • Burg MM. Depression and Heart Failure: What Then Must We Do?. JACC Heart Fail. 2022;10(4):263-265.
  • Heart disease and depression. https://medlineplus.gov/ency/patientinstructions/000790.htm

 

Artículos relacionados